No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas - Reseña

1/31/2015

Hello everybody! Antes que nada quiero reflejar, que soy consciente de que este libro lleva publicado muchos meses, y, que además, existen miles de reseñas de él en internet, I kown but... el caso es que a día de hoy, sigo encontrando a personas (amigos varios) a las que les han hablado genial del libro y no terminan de ponerse manos a la obra. Esto no puede ser, ¡este libro hay que disfrutarlo! por tanto, me he propuesto que mi primera entrada de blog sea enterita para Laura Norton. Espero que os guste y que termine de animar a todos aquellos que no se hayan decido aún, y a los que sí lo han hecho, espero que lean la reseña y me digan si comparten mi opinión. =)

 
NO CULPES AL KARMA DE LO QUE TE PASA POR GILIPOLLAS - LAURA NORTON 

Si estás leyendo estas líneas  es que te ha llamado la atención el título. ¿Te gustaría decírselo a alguien? ¿Serías capaz de decírtelo a ti mismo?Y lo más importante: ¿Te gustaría mantener durante un buen rato la sonrisa que se te ha quedado en la cara? Pues esta es tu novela.Te podríamos contar con más o menos gracia de qué va la cosa,  para que te hicieras una idea: que si la protagonista, Sara, es muy  maja, que si tiene un trabajo muy interesante (es plumista, ¿a que nunca lo habías oído?), que si es un pelín obsesiva y alérgica a los sobresaltos... Por supuesto, la vida se le complica y se encuentra con que  su piso se convierte en una especie de camarote de los  hermanos Marx cuando en la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y  su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que  lleva mucho tiempo sin ver... Pero mejor no te lo contamos porque te gustará  leerlo. Lo único que necesitas saber es que, desde  el título, te garantizamos unas cuantas horas de  descacharrante diversión como hacía tiempo que no disfrutabas.

Editorial Espasa – 352 páginas

Publicado: 29/04/2014

Edición impresa 19’90 – Kindle 9’49


VALORACIÓN:

Esta maravilla de libro nos cuenta la historia de Sara y de cómo su vida se pone patas arriba tras haber tomado la decisión de su vida: ser plumista.

Parece extraño, pero en realidad todo gira en torno a la decisión que Sara tomó tras terminar su carrera en química, ya que, a partir de ese momento, todo parece ponerse en su contra, como si realmente la pobre Sara tuviera muy mal karma, aunque ciertamente, las cosas sencillamente van sucediendo y Sara tendrá que esforzarse por aceptarlo,  aprender a no planificar tanto las cosas y, en definitiva, a disfrutar de ello.


-That´s bad karma-Que mal karma ni que mal karma, yo, que soy gilipollas, que tenia que haber leído el cartelito de que había una cabra. Pero es lo que me pasa siempre, que soy gilipollas.
- Las experiencias a vida o muerte tienen que servir para algo. Vale, tal vez no sirvan para nada. Pero ya que pasamos por ellas, al menos darles un sentido.

La historia tiene multitud de personajes, creo recordar que unos 10 y como se suele decir, cada loco con su tema, pues dicho y hecho.

Aunque la auténtica protagonista de la historia es Sara, es imposible no encariñarse con el resto de seres que forman parte de su vida, de hecho, hay veces que te dan ganas de adentrarte en su mundo (es uno de esos libros que consigue hacerte partícipe de la historia, como si estuvieras al lado de todos en cada momento, sin poder opinar) y decirles: pero vamos a ver, ¿Qué narices estás diciendo? ¿Qué haces?

A la pobre Sara todo le viene de sopetón cada vez que toma una decisión, o planea alguna cosa y aunque tiene sus momentos de bajón y de incredulidad (que son muchos), siempre termina saliendo adelante, y, muchas veces, gracias a la ayuda de su familia, sus amigos o su novio, con el cual no sabría muy bien como definir nuestro vínculo lectora-personaje. Roberto, (el novio de Sara) me resulta muy buen tipo aunque algo soso, cree en Sara, en su talento con las plumas y la apoya siempre que está en su mano.No obstante, y a pesar de todo eso, había algo en él que me hizo verle egoísta en algún momento, o quizá un cagueta.

En fin, no quiero destripar mucho la historia, porque realmente merece la pena ir descubriéndola por uno mismo, conociendo bien a todos los personajes. Sí debo decir que me reí muchísimo con Eric (el vikingo), sin duda mi personaje favorito. David, Chusa e Inma, bueno Inma “la imaginaria” que son los amigos de Sara. También su familia, que aunque a veces, te dan ganas de darles una colleja para que espabilen o para que se comporten, son muy especiales, sobre todo su padre (que es un amor), aunque el pobre está para el arrastre con su depresión; su madre (que es para echarla de comer a parte) y su herma, que sencillamente disfruta la vida, sin ningún tipo de preocupación. Y por último, Aarón, que te contagia su positividad y esas ganas de ir a por todas, te hace creer en ti mismo, y además, que dan ganas de comprarlo, envolverlo para regalo y regalártelo a ti misma, y sino mirad algunas de sus frases:


-A lo mejor…un dia te compongo una canción. -¿A mí? –Si, a la chica que sabia hacer magia con las plumas pero prefirió la química.
-Mejor quemarse que volar a saltitos, ¿No? ¿Dónde está la épica en un vuelo raso?



PARA REFLEXIONAR:

Por último, y sin extender más, quería hacer una última reflexión a cerca del modo de ver la vida que tiene Sara durante gran parte de la historia. Eso de aferrarse a las cosas, a las situaciones, a que todo salga bien para poder ser feliz y sobre todo a la manía que tiene con posponer todo continuamente. Es decir, Sara tiene la costumbre de decir: ahora no es momento de pensar en esto, primero tengo que terminar esto otro, hacer que salga bien, y, después, ya habrá tiempo.

Muchas personas suelen planificar todo, planifican el futuro mediante objetivos, metas y sueños por cumplir, que consideran que les llevará directos al éxito o ser felices. Sin embargo, lo que realmente termina por ocurrir es que las cosas no salen según lo planeado y poco a poco llega la desmoralización, el pensar que no se es capaz, vamos que es un modo rapidísimo y absurdo de cargarse a uno mismo una gran losa con la que apechugar. El problema es, aunque suene a topicazo, que los objetivos que nos pusimos para ser felices, terminan por convertirse en necesidades para lograrlo, de modo que, no conseguirlo, supone no ser feliz. Así es como se dedica uno a posponer su felicidad, hasta el punto de no saber disfrutar de las pequeñas cosas, de lo más cotidiano.

Menos mal que nuestra protagonista parece cambiar ese modo de ver la vida. No sé si este es el mensaje que intenta transmitir la autora con el libro (además de hacernos pasar un rato estupendo), el caso es que a mí si me ha hecho reflexionar sobre ello, y se lo agradezco. La vida está para disfrutarla cada vez que podamos, sin posponer nada, y la clave para ello es la actitud que tengamos frente a las situaciones que se nos presenten.

En definitiva, un libro para aquellos que quiera pasar un buen rato, con una lectura fresca, sencilla y sobre todo  para reírse mucho de lo más cotidiano, a lo más surrealista.

¿Qué opináis?

2 comentarios:

  1. Get daily suggestions and guides for generating THOUSANDS OF DOLLARS per day FROM HOME totally FREE.
    GET FREE ACCESS NOW

    ResponderEliminar
  2. SwagBucks is the best work from home website.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...